Título de la entrada del blog

Subtítulo

Gigliola Yemini

Los metadatos son un componente fundamental en un proyecto de Business Intelligence, como en muchos otros. Lamentablemente, es un error común menospreciar su importancia y tener una mala gestión de los mismos. Pero ¿qué son los metadatos? La definición más simple es que “son datos acerca de los datos”. Es el conocimiento acerca de procesos de negocio y técnicos, así como de los propios datos.

Dedicarle tiempo y esfuerzo a los metadatos implica no solo trabajo de TI, sino especialmente, trabajo de los usuarios claves de nuestro negocio. Implica llegar a acuerdos en las definiciones, unificar criterios, formas de cálculo, fuentes de datos y más. 

Sin un trabajo fuerte sobre ellos los metadatos, y aun teniendo los datos integrados en el Data Warehouse, es posible llegar a resultados diferentes basados en los mismos datos. Basta con que dos usuarios definan un indicador clave de forma diferente. Es por esto, que es primordial trabajar sobre la metadata y publicar una única versión de la misma a toda la organización.

Muchas organizaciones hacen importantes inversiones en proyectos de Business Intelligence y el resultado obtenido no satisface sus necesidades iniciales, pues mantienen resultados inconsistentes y varias versiones de la realidad. El error más común es obtener soluciones departamentales que no coinciden en sus resultados ¡Imaginemos lo que puede pasar cuando los metadatos cambian! Porque naturalmente, también evolucionan.

El equipo que implemente una solución de BI, tanto técnico como funcional, debe estar convencido de la importancia de los metadatos y dedicarle tiempo y esfuerzo a los mismos. Existen metodologías de trabajo específicas para la gestión de la metadata, que es fundamental conocer y esto puede ser la diferencia entre el éxito o fracaso de una solución de Business Intelligence.


Gigliola Yemini @GigliolaYemini 
Ingeniera en Computación, PMP
Especialista en Business Analytics & Information Management