Título de la entrada del blog

Subtítulo

Leonardo Loureiro

En el sector de Servicios Profesionales asociados a las Tecnologías de la Información es muy importante aportar valor a nuestros clientes, de tal manera que las soluciones que se implementen logren tener un impacto positivo en su organización.

En un viaje que hice a Silicon Valley en el 2015,  David Bland de Neo Innovation presentó una frase que permite de forma simple entender la importancia de  esta forma de ver las cosas “If we provide [capabilities] To our [customers]  It will result in [outcomes]”. Si la decimos de otra manera, ayudamos a nuestros clientes a lograr sus objetivos a través de nuevas capacidades y eso luego redunda en beneficios para nosotros, generando más conocimiento y permitiendo aplicar el mismo en nuevos clientes.

Pensamos día a día en el beneficio que la tecnología le puede dar a las empresas, y no en la tecnología por si misma. Puede ser una tecnología de última generación, pero si no puede ser de ayuda para la organización que la incorpora, no tiene sentido su adquisición.  

Esta línea de pensamiento la tenemos incorporada desde hace tiempo, y año a año vamos buscando nuevas teorías que nos permitan ir mejorando, por ejemplo ahora estamos utilizando la propuesta de Alexander Osterwalder, creador del Canvas para el diseño de modelos de negocio, denominada Value Proposition Design, marco teórico creado para buscar responder entre otras la siguiente pregunta: ¿Cómo brindar los servicios que los clientes buscan?

La respuesta a dicha pregunta, está relacionada con un entendimiento más profundo del cliente y sus necesidades, que ayuden a crear servicios innovadores que realmente sean los que el cliente necesita y a través de ellos ayudarlo a lograr sus objetivos. 

Por ello es importante medir el impacto de la incorporación de las soluciones tecnológicas, desde si produce ahorros cuantificables,  mejoras en los procesos, incremento en las ventas, etc. En estos años de trabajo hemos visto estos resultados de varias formas, desde un proceso que demoraba semanas en realizarse y ahora solo 20 minutos, o análisis  que estaban en el 60% de acierto y ahora están en el 90%, o casos más simples,  al contar con una solución tecnológica bien básica se eliminan re-procesos internos que le costaban a nuestro cliente millones de dólares. 

Con este foco hemos implementado soluciones medianas y grandes, de tal impacto,  que se repaga la inversión en 6 meses, llegando a otras que se repagan en solo un mes de uso.

Estamos constantemente analizando cómo la incorporación de sistemas y procesos basados en soluciones tecnológicas, puede ayudar a las organizaciones con las que trabajamos, a tener mejores resultados.

Leonardo Loureiro @ljloureiro
MBA e Ingeniero en Computación
Desarrollo de negocios internacionales